2 julio 2020

La Sociedad

Agencia de noticas

Varios países están entrenando perritos para detectar al instante a los infectados por coronavirus.

Con precedente de un experimento realizado hace un año en el que unos perros olían el aroma de los pies de unos 200 pequeños gambianos, 30 de ellos con malaria. Durmieron con unos calcetines de nylon y meses después los animalitos olieron cada calcetín. Los resultados fueron impresionantes, de media entre los dos canes, detectaron al 73,3% de los 30 pequeños con malaria (que indica una alta sensibilidad) y al 91% de los 145 que no estaban enfermos (indicador de especificidad).

“El causante de la covid-19 es un organismo muy diferente al de la malaria, pero hay evidencias de que virus distintos producen olores distintos”, afirmó Steve Lindsay, entomólogo de la Universidad de Durham (Reino Unido). Dedicado a la investigación en salud pública y quien fue uno de los autores del estudio con los niños de Gambia. “Puede que lo que provoque el olor sea el agente infeccioso en sí, sus metabolitos o el daño que genere en el cuerpo”, añadió. “No sabemos si la covid-19 lo tiene, pero lo descubriremos”, concluye.

Lindsay forma parte de un proyecto financiado por las autoridades británicas para entrenar a seis perros de la organización Medical Detection Dogs (MDD) en la detección del coronavirus. Se está recogiendo muestras de varios hospitales de Londres. El experimento consiste en que los animales aprendan a detectar el virus en volátiles orgánicos que desprenden  restos biológicos, como la orina, o atrapados en las mascarillas. La acumulación de estudios con enfermos de cáncer, párkinson o enfermedades contagiosas indica que los canes también pueden diferenciar entre el estado sano o patológico de este volatiloma, incluso el provocado por virus.

“Un perro podría escanear a 1.000 humanos si aprende a detectar el olor del sudor o el aliento humanos por ejemplo”, asegura la coordinadora del grupo de investigación DogRisk de la Universidad de Helsinki (Finlandia) Anna Hielm-Björkman.

Digby, uno de los perritos del programa de MDD FOTO: Pagina oficial de facebook de MDD

En su pagina oficial MDD explica “El increíble sentido del olfato de un perro se debe a la compleja estructura de su nariz, que contiene más de 300 millones de receptores de olor, en comparación con los 5 millones en un ser humano. Esto significa que tienen una capacidad increíble para detectar olores, y son los mejores biosensores conocidos por el hombre, lo que combinado con su capacidad para aprender los hace perfectos para la detección de perros. Ya se usan comúnmente para detectar olores asociados con drogas, explosivos y alimentos, que la mayoría de nosotros hemos encontrado en los aeropuertos, y nuestra investigación ha demostrado que pueden detectar el olor de enfermedades con altos niveles de precisión.”

En caso que los estudios fueran satisfactorios, pudiera haber perritos oliendo personas y detectando posibles infectados, incluso asintomático en fronteras, aeropuertos hasta entradas a eventos y discotecas.