2 julio 2020

La Sociedad

Agencia de noticas

Critican falta de acciones judiciales del TSE para resolver el fraude electoral del MAS

A la izq. el Procurador boliviano, Cabrera, y a la derecha Salvador Romero, del TSE. FOTO BOLIVIA,

En medio de la pandemia del coronavirus que amenaza la integridad física y moral de los bolivianos, políticamente, el país corazón de Sudamérica tiene la tarea pendiente de reordenar un sistema electoral prácticamente violado por la gestión anterior a este gobierno a través de un fraude electoral que dio la victoria al entonces presidente Evo Morales.

La fiabilidad del sistema quedó sobre la mesa, y entre las tareas para afrontar del gobierno de Jeanine Añez, su reorganización es una tarea pendiente que tiene algunos bemoles que los reflejamos en esta nota.

El fraude electoral, comprobado por el informe de la Organización de Estados Americanos, OEA, fue un delito de gravedad, solo de precedentes en tiempos históricos en los que la democracia aún no era participativa, pero que en estos tiempos se convirtió en un disparo a quemarropa a un frágil sistema que costó conseguir en un país azotado por décadas de dictaduras militares.

Es por eso que en estos días salió a la palestra la demanda penal que se está interponiendo contra el partido de Evo Morales, una demanda de la que insólitamente Tribunal Supremo Electoral de ese país, decidió no ser parte de la parte querellante.

El pasado 26 de mayo, el procurador general de Bolivia, José María Cabrera, acusó al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, de negligencia al no constituirse en parte querellante en el proceso instaurado.

“No deja de sorprender la actitud negligente del presidente Salvado Romero; es más, la última carta lleva ya solicitud de audiencia, puesto que es inexplicable, porque no cumple con una obligación directa para la realización de la querella y la participación en el proceso penal”, cuestionó.

Hasta el momento tres notas fueron remitidas al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero.

El periodista Carlos Valverde criticó duramente la falta de acción del presidente Romero, sobre este tema que es vital para encausar las elecciones presidenciales postergadas por la pandemia del coronavirus.

Por otra parte, la candidata María de la Cruz Bayá dejó el viernes en las oficinas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) una carta dirigida al presidente del organismo electoral, Salvador Romero, pidiendo se constituya en parte querellante en el juicio por fraude electoral contra Evo Morales y rescate el dinero perdido por el Estado.

Afirma que es importante que el país vea en el Órgano Electoral Plurinacional, una entidad confiable que busca la verdad “caiga quien caiga”, y considera que es un imperativo recuperar el daño económico generado al Estado por el fraude electoral que atentó contra el derecho a decidir que tienen los bolivianos.

La postura del Tribunal por el momento no ha sido clara sobre este tema y se espera que se reordene el sistema electoral boliviano en las siguientes semanas, a través de una acción conjunta de los poderes encabezados por el gobierno central de Jeanine Añez, quien a su vez también participará en las elecciones como candidata presidencial.